Daniel Libeskind

by

 Arquitecto polaco nacionalizado estadounidense, nacido en Lodz. Hijo de dos supervivientes del Holocausto, varios de sus familiares murieron en Auschwitz. Su familia emigró a Estados Unidos en 1965. Estudió piano y acordeón en Israel y arquitectura en la Cooper Union for the Advancement of Science and Art de Nueva York, graduándose en Essex. En 1990 estableció su estudio en Berlín al ser el ganador del concurso convocado para diseñar el Jewish Museum (Berlín, 2001). Desde entonces, el despacho ha realizado proyectos de grandes museos, centros culturales y edificios comerciales alrededor del mundo. Entre sus muchos trabajos destacan, la Felix Nussbaum Haus (Osnabrück, 1998), el Imperial War Museum (Manchester, 2002) y la London Metropolitan University (Londres, 2003). Libeskind ha sido profesor en la U.C.L.A. y la Academia de Arte Cranbook, es fundador del Architecture Intermundium de Milán y ha recibido varios premios y distinciones, siendo nombrado doctor honoris causa de las Universidades de Berlín, Edimburgo y Chicago. En 2003 Libeskind resultó ganador del concurso convocado para diseñar el plan de reconstrucción de la llamada “Zona 0” en Nueva York, lugar donde se encontraban las dos Torres Gemelas del World Trade Center, que quedaron destruidas en septiembre de 2001. Daniel Libeskind reivindica el lado creativo e irracional de la arquitectura, acercándola al arte, pues considera que además de ser prácticos, los edificios deben ser estimulantes.

 

El Museo Judío (en alemán: Jüdisches Mu­seum Berlin), per­te­ne­ciente al Museo de Berlín, está ubi­cado en la ciu­dad de Berlín, Alemania. Mues­tra, a tra­vés de obras artís­ti­cas y ob­je­tos de la vida co­ti­diana, la his­to­ria de los judíos que viven y vi­vie­ron en Ale­ma­nia du­rante los úl­ti­mos dos mil años. El edi­fi­cio que al­berga el museo está di­señado por el ar­qui­tecto po­laco y fue inau­gu­rado en 1999. El in­mueble tiene las fa­cha­das metá­li­cas, ven­ta­nas con ca­pri­cho­sas for­mas y orien­ta­ciones, y la planta con forma de rayo. La idea prin­ci­pal que trans­mite el edi­fi­cio es el vacío que han de­jado los judíos ber­li­neses de­sa­pa­re­ci­dos du­rante el Holocausto nazi. La Torre del Ho­lo­causto y el Jardín del Exi­lio son otras dos construc­ciones per­te­ne­cientes al museo.

 

im1519681345-museo_judio[1]                                Libeskind[1] 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Laia Jiménez Llàdser

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: