Calatrava y la Turning Torso

by

 

A la principal conclusión que llego después de ver el desarrollo del proyecto, es que los negocios con el señor Calatrava no son nada rentables.

El señor Calatrava es un gran vendedor  y un gran escultor. Como arquitecto, aun poseyendo un inmenso conocimiento tanto artístico como técnico, no parece preocuparse mucho por el entorno y los demás.  El ejemplo de la Turning Torso deja muy claro que para Calatrava es un proyecto único, un proyecto especial en el que vale la pena arruinarse.  Sin embargo lo único que parece importarle es la forma de la torre. No parece importarle mucho la función del edificio y aun menos su coste. Calatrava hace arquitectura como haría escultura, y eso es un grave error pues arquitectura y escultura aun siendo parecidas, tienen objetivos  distintos. El arquitecto se tiene que preocupar para que su proyecto sea bueno en términos generales. Bueno en términos generales significa que sea un proyecto respetuoso con el entorno, eficiente en su construcción y durante  su vida útil, funcional y confortable, flexible , sostenible y económico. No puede ser que un arquitecto  piense un proyecto sólo en términos estéticos.

El  arquitecto tiene una responsabilidad social que va más allá de sus propios caprichos personales. El señor Calatrava haría bien en dedicarse a la pintura o a la escultura, o sencillamente a hacer menos proyectos ( puesto  que  así podría ejecutarlos de forma brillante de  principio a fin ).

No entiendo como al señor Calatrava le cuesta tanto hacer unos presupuestos realistas que le permitan cumplir con sus clientes. Lo que me cuesta aún más entender es como, pese a la fama internacional que tiene de ser nefasto para el bolsillo,  lo siguen contratando empresas y gobiernos de todo el mundo para que les vacíe la caja a placer.

En particular, no entiendo como no pararon la obra en la primera fase de la obra al ver que necesitaban el doble de camiones que previsto.  Toda la obra se ejecuta muy mal, los equipos no se coordinan porque hay una falta de liderazgo terrible, otro error de Calatrava. En un momento de la película dicen que la falta de coordinación es debida a que el señor Calatrava quiere que todo pase por él. Está muy bien que el señor Calatrava sea así, pero una vez más debería ser un poco más realista con las cosas y entender que dos proyectos a la vez una persona no los puede hacer y que por tanto deberá delegar. Además para poder tomar la totalidad de las decisiones de forma acertada hay que ser líder y saber dirigir.

Por si fuera poco, la obra finalmente se atrasa casi 4 años. Una vez más significa un coste económico brutal para la empresa promotora ya que el tiempo es oro. Además la idea de hacer viviendas y venderlas para pagar la  obra se vino a pique debido al excesivo precio de los apartamentos (subvencionados aun y así por la empresa).

Me parece muy acertado el despedir al directivo pues hace una pésima gestión económica del proyecto. Este directivo está cegado por el arquitecto, y tira la casa por la ventana para tener su propio capricho.

Resumiendo, creo que en el momento del encargo al arquitecto se le exigen muy pocas responsabilidades lo que provoca que pueda hacer lo que quiera con total libertad. Creo que  no existe una voluntad clara de rentabilizar la inversión y que no hay conciencia del coste económico. El HBS considera al arquitecto como imprescindible haciendo que el arquitecto actúe como si pagara el encargo. La dirección del HBS se deja llevar por el sueño de un monumento sin preocuparse por maximizar la utilidad de éste último. Los directivos hacen muy mal su trabajo pues se dejan tomar el pelo, parece que cuanto más dinero pierden más orgullosos están del proyecto.

Respecto a la concepción del proyecto considero que se le da mucha importancia a la forma del edificio y muy poca importancia al programa del proyecto. Creo que no se tiene en cuenta ni el coste económico ni el coste social ni el coste ambiental. Además no hay ningún tipo de preocupación por los posibles beneficios económicos, sociales y ambientales.  Me da la sensación de que hay muy poco interés por la funcionalidad del edificio y que existe una gran divergencia entre lo que quiere la empresa y lo que hace el arquitecto. Creo que es un proyecto muy poco racional y que el arquitecto tiene un ego muy fuerte lo que provoca una arquitectura espectáculo totalmente insostenible. Finalmente creo que el mayor pecado de Calatrava es trabajar la arquitectura como si estuviera haciendo escultura.

Finalmente en el momento de la ejecución del proyecto, hay una clara falta de coordinación, de liderazgo, de comunicación entre partes. Hay una total irresponsabilidad del arquitecto pues hace lo que quiere, cuando quiere y como quiere. La falta de una correcta planificación hace que todo sea un caos y que todo se atrase y encarezca de esta manera. Parar la obra a tiempo hubiera sido una solución para acotar las pérdidas pero entiendo que sea una decisión muy delicada y más cuando hay una falta de organización y comunicación brutal. Considero también que la ejecución de la obra hubiera ido mejor si se hubiere tenido en cuenta la cultura local y en consecuencia, se hubiere hecho un esfuerzo para transformar un choque cultural en un intercambio cultural enriquecedor  para todas las partes.

 

JM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: